Descubriendo Cesenatico en el blog tour internacional #cesenaticobellavita

Descubriendo Cesenatico en el blog tour internacional #cesenaticobellavita

Actualizado: 16 Nov 2018 | Publicado: 2 Jun 2013

Mi primer blog tour internacional. Suena bien, ¿verdad? Para mí ha sido una experiencia única, cargada de grandes momentos imposibles de olvidar. Y es que en el fin de semana que pasé en Cesenatico, rodeada de bloggers procedentes de Irlanda, Hawaii, Nueva Zelanda California o Italia, entre otros países, por primera vez me sentí realmente parte de esta comunidad de locos viajeros que pretende acercar el mundo a todo aquel que quiera leernos.

Antes de empezar a relatar lo que dio de sí estos tres días en la ribera de Emilia-Romagna, quiero dar las gracias al Consorcio Cesenatico Bellavita -organizadores de este blog tour-, al Cesenatico Camping-Village y, en especial, a Alessandra Catania de 21Grammy por enseñarnos con tanto cariño todo lo que Cesenatico tiene que ofrecer. Y, por supuesto, a mis compañeros de aventuras, dos blogueros encantadores que se suman a mi pequeña gran familia viajera: Sara de Mindful Travel by Sara y Alberto de XprimeViajes. Y no me olvido de ti, precioso Kiba. Has sido una mascota genial y el centro de todas las miradas en este blog tour.

Vista del puerto-canal de Cesenatico

Si has seguido nuestro periplo italiano por Twitter, bajo el hashtag #cesenaticobellavita, ya sabrás que nuestra llegada a Cesenatico fue, digámoslo así, un poco rocambolesca. Olvídalo de momento. Ya lo trataré en un futuro post que he decidido titular “La precuela boloñesa” (tantas anécdotas, situaciones almodovarianas y risas deben ser compartidas). Ahora me pongo en modo periodista de viajes y voy a hacer mi trabajo: enseñarte Cesenatico.

Para empezar, situémonos en el mapa. Cesenatico es una localidad italiana de la provincia de Forlì-Cesena, situada junto al Adriático, entre Ravenna y Rimini. Un destino turístico tradicional de la ribera de Emilia-Romagna, cuyo atractivo va mucho más allá de sus siete kilómetros de costa. De hecho, este era uno de los objetivos de este blog tour: difundir la vertiente menos conocida de Cesenatico. Su rico pasado histórico, su política de promoción cultural, su estrecha vinculación con el mar… Pedazos de un atractivo puzzle, con piezas tan importantes como el carácter campechano y hospitalario de sus gentes y la tranquilidad que emana su pintoresco centro histórico, que pronto me dejaron claro que el ambiente que se respira en Cesenatico no es otro que la bella vita.

Vista del canal con la iglesia de San Giacomo al fondo. Cesenatico

La identidad marinera de la que fue en su día una aldea de pescadores se materializa de forma espectacular en el centro de Cesenatico. Aquí, dividiendo la ciudad en dos, se encuentra su famoso puerto-canal, un capricho estético capaz de fulminar la tarjeta de memoria de cualquier cámara sin apenas esfuerzo. El artífice de su aspecto final fue el mismísimo Leonardo da Vinci que en 1502 acudió a Cesenatico para cumplir el deseo del Duque de Toscana, César Borgia, que anhelaba agrandar y fortalecer el puerto.

En sus márgenes, cada tramo tiene una foto, una historia que contar, un momento para ser vivido. Terrazas en las que rendirse ante un helado, restaurantes típicos, pequeñas galerías de arte, el Ayuntamiento -destruido completamente por los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial y cuya reconstrucción no se salvó da la polémica ya que muchos hubieran deseado que conservara su estilo original-, los pilares bizantinos que conectan las dos riberas del canal, la casa del escritor local Marino Moretti, la iglesia de San Giacomo…

Una estampa del puerto-canal de Cesenatico

Ayuntamiento de Cesenatico

Casa Marino Moretti. Cesenatico

La memoria de Anita y Giuseppe Garibaldi también nos acompaña en nuestro paseo. En la casa en la que el héroe nacional y su mujer encontraron refugio tras escapar de Roma, en los bustos que se alzan en la vía que lleva su nombre, y en la Piazza Carlo Pisacane, donde se encuentra el primer monumento erigido en Italia en su honor. Una estatua que nos traslada a la noche del 2 de agosto de 1848, momento en el que Garibaldi, con apenas 200 hombres, zarpó de Cesenatico para ir al rescate de Venecia, capitaneando una flota de trece barcos pesqueros.

Corso Giuseppe Garibaldi. Cesenatico

Piazza Carlo Pisacane. Cesenatico

Detalle del monumento a Garibaldi. Piazza Carlo Pisacane. Cesenatico

Aún así, por muy atractivas que sean las riberas, los ojos siempre vuelven al canal para perderse entre las embarcaciones que flotan en el agua. Diez de ellas, las situadas en la parte más antigua del canal, pertenecen a la sección flotante del Museo della Marineria, el único en Italia que dispone de una “sala de exposiciones” al aire libre tan fantástica como esta. Barcos tradicionales que antaño surcaron la zona media y baja del Adriático y en cuyas coloridas velas se aprecian los símbolos de las diferentes familias de pescadores que faenaron en Cesenatico. Lo que no sabíamos es que al día siguiente navegaríamos en uno de ellos…

Las embarcaciones de la sección flotante del Museo della Marineria. Cesenatico

No imagino una mejor sala de exposiciones que esta. Puerto-canal de Cesenatico

Embarcación Giovanni Pascoli. Sección flotante del Museo della Marineria. Cesenatico

Ya en el interior del museo, realizamos una detallada visita por cada una de sus secciones. Allí descubrí que en el 1500 Cesenatico era el puerto más importante del Adriático después de Venecia, que los dos tipos de barcos de pesca más utilizados en los tiempos de la navegación a vela eran el trabaccolo y el bragozzo, y muchos más aspectos de la intrínseca conexión de esta población con el mar. Como curiosidad, te diré que en este museo te invitan a tocar todo lo que quieras y a hacer tantas fotos como desees. ¡Buena filosofía! También tuvimos ocasión de visitar el Antiquarium, donde nos sumergimos en el tiempo para revivir la vida cotidiana de Cesenatico en la época de los romanos.

Fachada del Museo della Marineria. Cesenatico

Trabaccolo Il Cidia (izq.) y bragozzo Il Vigo (dcha.). Museo della Marineria. Cesenatico

Museo della Marineria. Cesenatico

Visitando el Museo della Marineria. Cesenatico

Tras este baño cultural, pudimos conocer, y nunca mejor dicho, otro de los platos fuertes de Cesenatico: su gastronomía. Una cocina marinera tradicional, a base de pescados y mariscos frescos, en la que también hay espacio para las carnes y, cómo no, la pasta. Nuestro anfitrión fue el Ristorante-Pizzería Capo del Molo que nos regaló un elaborado bufet de degustación, regado con caldos de la región de Emilia-Romagna.

Aperitivos salados. Ristorante-Pizzeria Capo del Molo. Cesenatico

Realmente delicioso. Ristorante Capo del Molo. Cesenatico

Degustando un vino de la región de Emilia-Romagna. Ristorante-Pizzeria Capo del Molo. Cesenatico

El momento más dulce. Ristorante Capo del Molo. Cesenatico

Fue una velada fantástica, llena de conversaciones viajeras, de la que salimos con mote y todo: Sara, Alberto y yo pasamos a ser The Camping People. ¿La razón? Éramos los únicos que estábamos instalados en el Cesenatico Camping-Village. De hecho, los demás bloggers estaban alojados de forma individual en el resto de hoteles que conforman el Consorcio Cesenatico Bellavita.

Que no llueva mañana, que no llueva mañana, que no llueva mañana… Con este mantra nos fuimos a dormir. Toda la mañana del sábado había llovido y temíamos que la climatología nos volviera a jugar una mala pasada y nos impidiera salir a navegar. No fue así, el tiempo nos dio un respiro y el domingo a primera hora pudimos disfrutar de una maravillosa travesía por el Adriático, a bordo de un barco de 1925. Lo dejo aquí de momento. Esta experiencia me gustó tanto que he decidido que merece un post propio en forma de fotogalería.

Relajándonos mirando el mar. Cesenatico

Tras la excursión en barco y bajo un sol radiante, nos lanzamos a deambular por Cesenatico mapa en mano. Uno de los rincones que más me llamó la atención es la Piazzeta delle Conserve. Está situada en una preciosa zona peatonal de calles pavimentadas con piedras y adoquines y se llama así porque conserva una estructura circular a modo de pozo que se utilizaba, desde el siglo XVI hasta finales del XX, como nevera para conservar el pescado y otros alimentos. En la propia plaza y en sus aledaños, hay un pequeño mercado con puestos de frutas y verduras, denominado kilómetro cero, donde los fabricantes venden sus productos directamente al consumidor. Más naturales y frescos, imposible.

Piazzeta delle Conserve. Cesenatico

Mercado de frutas y verduras. Cesenatico

Así nadie puede resistirse a comprar. Puesto de la Piazzeta delle Conserve. Cesenatico

Puesto de quesos en la Piazzeta delle Conserve. Cesenatico

Otra de las cosas que me sorprendió es la cantidad de bicis y, por tanto, ciclistas que hay en Cesenatico. Mires donde mires hay una bici. Transportando niños, a señoras a la compra, a turistas por las calles… Cesenatico es totalmente llano y, visto lo visto, desplazarse en bicicleta también forma parte de la relajada bella vita.

Niño en bici. Cesenatico

Bici en Cesenatico

Ir en bibi no tiene edad. Cesenatico

Una bella vita que lamentablemente llegaba a su fin y de la que me despedí saboreando la comida que nos prepararon los pescadores en las instalaciones del Museo della Marineria: un risotto que todavía recuerdo y unas sardinas a la parrilla que nos sirvieron acompañadas con la famosa piadina, un pan ázimo característico de esta zona realmente riquísimo.

Preparando un delicioso risotto en las instalaciones del Museo della Marineria. Cesenatico

Y de segundo, sardinas a la parrilla

Aquí finaliza la primera de mis entradas sobre este blog tour. Si te he convencido de que Cesenatico es mucho más que una città di mare, objetivo cumplido.

        Próximas entradas del blog tour internacional Cesenatico Bellavita: 

 

 

12 Comentarios

  1. Edu y Eri

    Jope, pensábamos que te habíamos dejado un comentario, pero debe ser que se nos pasó con la emoción de leer el relato. Nos ha sorprendido muchísimo Cesenatico, no esperábamos que fuese un lugar tan chulo. Estamos deseando leer más posts sobre este viaje, porque nos consta que hay mucho que contar 😛 Un besote!

    Responder
    • Alícia Bea

      Muchas gracias, pareja. La verdad es que Cesenatico es precioso. Yo no conocía la costa adriática de Italia y me ha sorprendido muchísimo. En breve, más relatos de la bella vita. Un abrazo!

      Responder
  2. Eva - Una idea, un viaje

    Qué sitio más chulo y qué pena habérmelo perdido, jooo… Espléndidas vistas marineras y ya no digamos la gastronomía, ñam ñam 🙂
    Espero que pronto podamos organizar esa quedada de locos viajeros 😉
    Un abrazo!

    Responder
    • Alícia Bea

      ¡Hola Eva! Sí que fue una pena porque estoy convencida de que te hubiera encantado. Esa quedada viajera sigue en pie. Un abrazo y gracias por pasarte por aquí 😉

      Responder
  3. Fran Soler

    Que pedazo de experiencia, enhorabuena Alicia!! La zona me ha encantado, sobre todo ese aire marinero que desprende!! Espero que vengan muchos más blogtrips internacionales!! Un abrazo

    Responder
    • Alícia Bea

      Muchísimas gracias, Fran. Debo reconocer que antes de este blog tour no sabía absolutamente nada de Cesenatico y me ha sorprendido muchísimo. Y es para mí todo lo que huela a la mar… Yo también espero que éste sea el primero de una lista interminable y, sobre todo, que en alguno podamos viajar juntos. Un abrazo y gracias de nuevo por estar aquí

      Responder
  4. Helena

    Iba a decirte precisamente lo de las bicis cuando he leído que a ti también te sorprendió. Salen bicis en muchísimas de las fotos que has puesto. Hay gente deportista por la zona, ¿eh?
    Veo que lo pasasteis de maravilla. Ese museo y el paseo en barco pintan de maravilla. A ver qué más nos cuentas del crucerito, jejeje
    Un saludo 😉

    Responder
    • Alícia Bea

      Es que estaban por todas partes, Helena. Ir en bici y en general practicar cualquier deporte forma parte de la bella vita. No sé cómo será en pleno agosto pero cuando estuvimos en Cesenatico el ambiente era súper tranquilo y relajante. Fue todo un descubrimiento. Gracias por pasar por aquí 🙂 Próximamente más.

      Responder
  5. Sara Rodriguez

    ¡Me ha encantado tu visión de Cesenatico! Y estoy deseando que publiques otro con anécdotas varias, jeje
    ¡Ha sido un viaje unolvidable y sin vosotros no hubiera sido lo mismo! ¡Besos!

    Responder
    • Alícia Bea

      Gracias, Sara. Como le decía a Alberto, lo mejor es que conectamos de maravilla ¡Un besazo!

      Responder
  6. XprimeViajes - Alberto

    Alicia, me ha encantado. Hoy he terminado de escribir mi post sobre Cesenatico, lo publicaré pronto. Un placer compartir blogtrip contigo. Quiero leer el post sobre nuestro querido camping y su adorada camping people.
    PD: La foto de nuestros pies en el barco me encanta! 🙂

    Responder
    • Alícia Bea

      Mil gracias, Alberto. Tengo muchas ganas de leer tu post. La verdad es que congeniamos muy bien desde el minuto cero y lo pasamos genial. Tanto tú como Sara sois unos compañeros de viaje fantásticos y me encantaría volver a compartir un blogtrip con vosotros. Hacía tiempo que no me reía tanto 🙂

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Hola! Soy Alícia, periodista freelance especializada en viajes. En esta web encontrarás todos los destinos que he visitado y todo lo que necesitas saber para organizar tu próxima aventura. Información práctica, guías, rutas, consejos, gastronomía, hoteles, descuentos… ¡Buen viaje!

PLANIFICA TUS VIAJES CONMIGO

ALOJAMIENTOS

ACTIVIDADES

CAMBIO DE MONEDA

TARJETA DE DATOS

VUELOS BARATOS

LO MÁS LEÍDO

12 Comentarios

  1. Edu y Eri

    Jope, pensábamos que te habíamos dejado un comentario, pero debe ser que se nos pasó con la emoción de leer el relato. Nos ha sorprendido muchísimo Cesenatico, no esperábamos que fuese un lugar tan chulo. Estamos deseando leer más posts sobre este viaje, porque nos consta que hay mucho que contar 😛 Un besote!

    Responder
    • Alícia Bea

      Muchas gracias, pareja. La verdad es que Cesenatico es precioso. Yo no conocía la costa adriática de Italia y me ha sorprendido muchísimo. En breve, más relatos de la bella vita. Un abrazo!

      Responder
  2. Eva - Una idea, un viaje

    Qué sitio más chulo y qué pena habérmelo perdido, jooo… Espléndidas vistas marineras y ya no digamos la gastronomía, ñam ñam 🙂
    Espero que pronto podamos organizar esa quedada de locos viajeros 😉
    Un abrazo!

    Responder
    • Alícia Bea

      ¡Hola Eva! Sí que fue una pena porque estoy convencida de que te hubiera encantado. Esa quedada viajera sigue en pie. Un abrazo y gracias por pasarte por aquí 😉

      Responder
  3. Fran Soler

    Que pedazo de experiencia, enhorabuena Alicia!! La zona me ha encantado, sobre todo ese aire marinero que desprende!! Espero que vengan muchos más blogtrips internacionales!! Un abrazo

    Responder
    • Alícia Bea

      Muchísimas gracias, Fran. Debo reconocer que antes de este blog tour no sabía absolutamente nada de Cesenatico y me ha sorprendido muchísimo. Y es para mí todo lo que huela a la mar… Yo también espero que éste sea el primero de una lista interminable y, sobre todo, que en alguno podamos viajar juntos. Un abrazo y gracias de nuevo por estar aquí

      Responder
  4. Helena

    Iba a decirte precisamente lo de las bicis cuando he leído que a ti también te sorprendió. Salen bicis en muchísimas de las fotos que has puesto. Hay gente deportista por la zona, ¿eh?
    Veo que lo pasasteis de maravilla. Ese museo y el paseo en barco pintan de maravilla. A ver qué más nos cuentas del crucerito, jejeje
    Un saludo 😉

    Responder
    • Alícia Bea

      Es que estaban por todas partes, Helena. Ir en bici y en general practicar cualquier deporte forma parte de la bella vita. No sé cómo será en pleno agosto pero cuando estuvimos en Cesenatico el ambiente era súper tranquilo y relajante. Fue todo un descubrimiento. Gracias por pasar por aquí 🙂 Próximamente más.

      Responder
  5. Sara Rodriguez

    ¡Me ha encantado tu visión de Cesenatico! Y estoy deseando que publiques otro con anécdotas varias, jeje
    ¡Ha sido un viaje unolvidable y sin vosotros no hubiera sido lo mismo! ¡Besos!

    Responder
    • Alícia Bea

      Gracias, Sara. Como le decía a Alberto, lo mejor es que conectamos de maravilla ¡Un besazo!

      Responder
  6. XprimeViajes - Alberto

    Alicia, me ha encantado. Hoy he terminado de escribir mi post sobre Cesenatico, lo publicaré pronto. Un placer compartir blogtrip contigo. Quiero leer el post sobre nuestro querido camping y su adorada camping people.
    PD: La foto de nuestros pies en el barco me encanta! 🙂

    Responder
    • Alícia Bea

      Mil gracias, Alberto. Tengo muchas ganas de leer tu post. La verdad es que congeniamos muy bien desde el minuto cero y lo pasamos genial. Tanto tú como Sara sois unos compañeros de viaje fantásticos y me encantaría volver a compartir un blogtrip con vosotros. Hacía tiempo que no me reía tanto 🙂

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Forlì, un mañana en el corazón de la Romagna

Continuando con la serie de reportajes dedicados a la provincia italiana de Forlì-Cesena, nos acercamos ahora hasta Forlì, una de las ciudades que pude conocer durante el #buonvivere blog tour y que te recomiendo visitar si tienes previsto viajar a Emilia-Romagna....

leer más

Cesena, el legado de los Malatesta

Cesena es uno de los motivos por los que he vuelto, una vez más, enamorada de Italia. Una ciudad que se mueve al ritmo de las dos ruedas -casi imposible captar una imagen suya sin que una bicicleta se cuele en tu encuadre-, de rancio abolengo, de edificios únicos y de...

leer más