El desierto de Wadi Rum por tierra y aire, una experiencia única en Jordania

El desierto de Wadi Rum por tierra y aire, una experiencia única en Jordania

Actualizado: 14 Sep 2021 | Publicado: 26 Aug 2015

Uno de los benditos culpables que hizo que volviera completamente fascinada de Jordania fue el desierto de Wadi Rum. Un área protegida que cubre algo más de 700 kilómetros cuadrados situada al sur del país y que a menudo queda injustamente relegada a un segundo plano frente a la eterna ciudad nabatea de Petra. Yo tuve el privilegio de exprimir su belleza y su dramática soledad al máximo. Hundiendo mis pies en su arena, a bordo de un todoterreno, y a vista de pájaro desde un globo aerostático, tras pasar la noche durmiendo en un campamento que me permitió conocer más a fondo la vida de los beduinos.

Wadi Rum. Jordania
El embrujo de Wadi Rum es innegable

Wadi Rum, un desierto único

Cada uno de estos momentos solo me confirmó lo que ya intuía desde la primera imagen que me regaló. Wadi Rum es un desierto muy especial y totalmente diferente a los que he visto hasta el momento. Nada que ver con las dunas infinitas del Sáhara que todos tenemos en mente. Por eso decidí incluirlo en mis 11 razones para viajar a Jordania y por eso me lanzo ahora a relatarte mi experiencia. ¿Mi objetivo? El mismo de siempre; tentarte para que desees forjar tu propia aventura en el seductor Reino Hachemita de Jordania, un país moderno, estable y pacífico que recibe al viajero con los brazos abiertos y la mano tendida. Porque desiertos hay muchos pero Wadi Rum solo uno.

La arena rojiza de Wadi Rum. Jordania
Hundiendo los pies en la arena rojiza de Wadi Rum

Lawrence de Arabia y los rostros del desierto

Visionar Lawrence de Arabia, una de las grandes aportaciones de David Lean a la historia del cine, es una buena forma de aproximarse al universo de sensaciones y emociones que provoca Wadi Rum. Y es que la mayor parte de esta película de corte épico se rodó en este desierto que conjuga kilómetros y kilómetros de fina arena roja y enormes montañas de arenisca y granito que llegan a alcanzar los 1.750 metros de altura.

Los paisajes de Wadi Rum. Jordania
Paisajes de Wadi Rum

Como dije en su día, el mismo Thomas Edward Lawrence, más conocido como Lawrence de Arabia, lo describió así “inmenso, solitario… como tocado por la mano de Dios”. A pesar de no profesar fe alguna, no puedo estar más de acuerdo. Wadi Rum es para muchos el desierto más bello del mundo y Jordania no sería lo mismo sin este hipnótico paisaje declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO por sus valores naturales y culturales, entre los que se encuentran los antiguos petroglifos dibujados por los nabateos en sus paredes rocosas.

Petroglifos en Wadi Rum. Jordania
Petroglifos tallados hace cuatro mil años

Una tierra hostil y áspera, en la que establecieron su sede el rey Faisal Bin Hussein y el propio Lawrence durante la Revolución Árabe contra los otomanos en la Primera Guerra Mundial, y cuyas hazañas, además de quedar reflejadas en su libro Los siete pilares de la sabiduría, ya forman parte del folklore local.

Relieve de Lawrence de Arabia. Que ver en el desierto de Wadi Rum
Relieve de Lawrence de Arabia en el desierto de Wadi Rum

Un entorno difícil al que dan vida los beduinos que lo habitan y que pertenecen a diferentes grupos tribales entre los que destaca la tribu Zalabia que vive en Rum, el único pueblo que hay en el interior de esta reserva natural. Esta tribu se encarga de muchas de las rutas en jeep y camello y los beneficios que obtienen por su trabajo revierten en la población local. Algo parecido ocurre con el otro grupo predominante, los Zweideh, que se asientan en los pueblos de Disi y que combinan el turismo con la agricultura. Sweilhieen, Omran, Godman y Dbour son el resto de tribus que mantienen vivo el estilo de vida beduina tradicional a pesar de que solo unos pocos continúan siendo nómadas.

Beduino en Wadi Rum. Jordania
Beduino en Wadi Rum
Camellos en Wadi Rum. Jordania
Camellos en Wadi Rum
Los rostros del desierto de Wadi Rum. Jordania
Los rostros del desierto

Recorrer Wadi Rum en 4×4

Hacer una ruta en 4×4 es algo más que obligado en Wadi Rum y más si es en un todoterreno tipo pick-up. Da igual cual sea su duración, cualquiera de ellas se te hará muy corta al recorrer este paisaje que parece fruto de la imaginación de Julio Verne. Cada recodo de este inmenso mar de arena guarda una sorpresa, cada parada te roba una cara de asombro. Montañas de formas imposibles que la erosión ha ido cincelando a su antojo, grandes cañones, paredes verticales, cimas… Los kilómetros se suceden mientras tomas fotos que inmortalizan lo que ven tus ojos y luchas porque el viento no se lleve tu sombrero.

Wadi Rum en 4x4. Jordania
La sombra de nuestro todoterreno en la arena rojiza de Wadi Rum
Wadi Rum. Que ver en Jordania
Gigantes de piedra moldeados por la erosión
En Wadi Rum cada recodo guarda una sorpresa. Jordania
En Wadi Rum cada recodo guarda una sorpresa

En un momento dado, nuestro guía nos invita a subirnos a una de sus cumbres para esperar la llegada del ocaso. Para contemplar cómo el sol se va poniendo en el horizonte tornando maravillosos tonos rojos y ocres.

Y allí estás tú, recogida, ocupando el mínimo espacio. Una postura que sale de forma natural, sin artificios, porque tu cuerpo expresa lo que cuece en tu alma: la sensación de sentirte más pequeña que un grano de arena. Y tratas una y otra vez de poner la mente en blanco para que el sonido de tus pensamientos no emborrone esos instantes.

En mi caso sin éxito. Soy presa fácil de los atardeceres y el que pude contemplar en este rincón del planeta nunca lo olvidaré. A miles de kilómetros de casa, en silencio y con la mirada perdida, no podía dejar de pensar que estaba al borde de la felicidad absoluta.

Wadi Rum al atardecer. Jordania
El desierto de Wadi Rum al atardecer
Contemplando la puesta de sol en Wadi Rum. Jordania
Contemplando la puesta de sol en Wadi Rum
Atardecer en Wadi Rum. Jordania
Atardecer en Wadi Rum

Descubrir Wadi Rum en globo

La mejor forma para ser consciente de porqué se le conoce como el Valle de la Luna es verlo despertar a vista de pájaro. Nunca madrugar merecerá tanto la pena.

Volar en globo en el desierto de Wadi Rum. Jordania
Acabando de montar el globo en el desierto de Wadi Rum

Para mí fue mi tercer paseo en globo y, aunque ya conocía la mecánica y los pasos a seguir, fue tan emocionante como la primera vez. De hecho, me vi reflejada en los ojos de aquellos compañeros que se estrenaban en la adictiva experiencia de dejarte merecer por el viento. Disfrutando de una maravillosa sensación de libertad, de calma, de un sosiego que solo perturba el estruendo del quemador mientras a tus pies discurre un terreno que ya conoces pero que cobra una dimensión diferente desde las alturas.

Vuelo en globo en el desierto de Wadi Rum. Jordania
Entre fogonazos
Volando en globo sobre el desierto de Wadi Rum. Jordania
Nuestro piloto comunicándose con el equipo de tierra

Los gigantes de piedra que pueblan este océano de arena parecen más altos, sus fisuras más profundas y los espacios que los separan más vastos. Y sí, por supuesto, vuelves a sentirte muy pequeña ante esta soberbia producción de la naturaleza.

Wadi Rum en globo
Wadi Rum desde las alturas
Rocas de Wadi Rum. Jordania
Las imponentes rocas de Wadi Rum
Sobrevolando Wadi Rum en globo. Jordania
Sobrevolando Wadi Rum en globo
Volar en globo en el desierto de Wadi Rum
Wadi Rum bajo mis pies
El desierto de Wadi Rum
El desierto de Wadi Rum a vista de pájaro

Como ves hay muchas formas para exprimir los atractivos de Wadi Rum: excusiones a pie, en 4×4, en camello, pasando la noche en una tienda beduina… Mi consejo es que experimentes cada una de ellas. Porque como te dije al principio, desiertos hay muchos pero Wadi Rum solo uno y te espera en Jordania.

Más información: Turismo de Jordania.

  • NO VIAJES SIN SEGURO
    ¿Vas a viajar a Jordania? Haz como yo y contrata un seguro de viajes con Chapka. Para estancias inferiores a 90 días, te recomiendo el Cap Trip Plus por su amplias coberturas. Además, si lo contratas a través de mi web, obtendrás un 7% de descuento usando el código OBJETIVOVIAJAR. No lo dudes, contrata aquí tu seguro de viajes y disfruta de una aventura asegurada.

     

Más artículos sobre Jordania

11 razones para viajar a Jordania que harán que te preguntes por qué aún no lo has hecho

Petra, la ciudad perdida de los nabateos

Feynan Ecolodge. Reserva de la Biosfera de Dana. Jordania

12 Comentarios

  1. Carolina

    Qué buena descripción Alicia y qué magníficas imágenes. Ya sé que no es comparable a verlo en persona, pero con tu narración he estado un poquito más cerca. Gracias

    Responder
    • Alícia Bea

      Mil gracias por tus palabras, Carolina. Me alegra saber que las mías te han acercado un poquito a Wadi Rum. Un saludo

      Responder
  2. Elsa

    En la próxima, cuenta conmigo, esta noche seguro que sueño con ese viaje

    Responder
    • Alícia Bea

      Ojalá sea así, Elsa. Gracias por seguir siempre mis aventuras por el mundo. Un abrazo

      Responder
  3. JAAC

    Real como la vida misma… y que da igual cuántas veces pases por él, cuántas noches pasen en un campamento o cuántas puestas de sol te muestre: Wadi Rum siempre consigue que te sientas feliz de sentir esa arena bajo tus pies, esas montañas a tu alrededor y esa buena gente cerca (buena gente entre la que se encuentran los compañeros de viaje 😉 )
    Un abrazo arenoso 🙂

    Responder
    • Alícia Bea

      Así es, JAAC. Yo estoy deseando volver y te aseguro que repetiría compañía porque lo pasamos genial. Un abrazo de ganas de volver a Jordania 😉

      Responder
  4. Antonio Quinzán Bueno

    Con ese viaje en globo me has «matado» Alicia. Yo no pude hacerlo cuando estuve por allí hace ya unos cuantos años. Y si ya me pareció espectacular a ras de suelo, desde el aire tiene que ser de caerse de espaldas. Anoto tu experiencia por si surge la ocasión. Nunca se sabe 🙂

    Responder
    • Alícia Bea

      A mí me matarás cuando vuelvas a Wadi Rum, subas en globo y hagas esas fotos tan espectaculares a las que nos tienes acostumbrados, Antonio. Es cuestión de tiempo 😉

      Responder
  5. alisetter

    «Al borde de la felicidad absoluta». Sí señora, así me siento yo en el desierto, tocaya mía. Muy bonito reportaje. Ay lo que daría por montar en globo, y más en un escenario así!!! 🙂

    Besos
    Alicia

    Responder
    • Alícia Bea

      Gracias, tocaya. Tenemos un desierto pendiente. Si escoges Wadi Rum, yo no tengo problema alguno porque estoy deseando volver a Jordania. Besos

      Responder
  6. eva

    ¡Menuda experiencia volar en globo sobre Wadi Rum! Llevo tiempo queriendo viajar a Jordania y cada vez que te leo me tientas más. Un saludo 🙂

    Responder
    • Alícia Bea

      Fue algo increíble, Eva. Una vez más gracias por pasarte por mi rincón viajero. Seguiré tentándote con más artículos de Jordania 😉

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Hola! Soy Alícia, periodista freelance especializada en viajes. En esta web encontrarás todos los destinos que he visitado y todo lo que necesitas saber para organizar tu próxima aventura. Información práctica, guías, rutas, consejos, gastronomía, hoteles, descuentos… ¡Buen viaje!

PLANIFICA TUS VIAJES CONMIGO

ALOJAMIENTOS

ACTIVIDADES

CAMBIO DE MONEDA

TARJETA DE DATOS

VUELOS BARATOS

LO MÁS LEÍDO

12 Comentarios

  1. Carolina

    Qué buena descripción Alicia y qué magníficas imágenes. Ya sé que no es comparable a verlo en persona, pero con tu narración he estado un poquito más cerca. Gracias

    Responder
    • Alícia Bea

      Mil gracias por tus palabras, Carolina. Me alegra saber que las mías te han acercado un poquito a Wadi Rum. Un saludo

      Responder
  2. Elsa

    En la próxima, cuenta conmigo, esta noche seguro que sueño con ese viaje

    Responder
    • Alícia Bea

      Ojalá sea así, Elsa. Gracias por seguir siempre mis aventuras por el mundo. Un abrazo

      Responder
  3. JAAC

    Real como la vida misma… y que da igual cuántas veces pases por él, cuántas noches pasen en un campamento o cuántas puestas de sol te muestre: Wadi Rum siempre consigue que te sientas feliz de sentir esa arena bajo tus pies, esas montañas a tu alrededor y esa buena gente cerca (buena gente entre la que se encuentran los compañeros de viaje 😉 )
    Un abrazo arenoso 🙂

    Responder
    • Alícia Bea

      Así es, JAAC. Yo estoy deseando volver y te aseguro que repetiría compañía porque lo pasamos genial. Un abrazo de ganas de volver a Jordania 😉

      Responder
  4. Antonio Quinzán Bueno

    Con ese viaje en globo me has «matado» Alicia. Yo no pude hacerlo cuando estuve por allí hace ya unos cuantos años. Y si ya me pareció espectacular a ras de suelo, desde el aire tiene que ser de caerse de espaldas. Anoto tu experiencia por si surge la ocasión. Nunca se sabe 🙂

    Responder
    • Alícia Bea

      A mí me matarás cuando vuelvas a Wadi Rum, subas en globo y hagas esas fotos tan espectaculares a las que nos tienes acostumbrados, Antonio. Es cuestión de tiempo 😉

      Responder
  5. alisetter

    «Al borde de la felicidad absoluta». Sí señora, así me siento yo en el desierto, tocaya mía. Muy bonito reportaje. Ay lo que daría por montar en globo, y más en un escenario así!!! 🙂

    Besos
    Alicia

    Responder
    • Alícia Bea

      Gracias, tocaya. Tenemos un desierto pendiente. Si escoges Wadi Rum, yo no tengo problema alguno porque estoy deseando volver a Jordania. Besos

      Responder
  6. eva

    ¡Menuda experiencia volar en globo sobre Wadi Rum! Llevo tiempo queriendo viajar a Jordania y cada vez que te leo me tientas más. Un saludo 🙂

    Responder
    • Alícia Bea

      Fue algo increíble, Eva. Una vez más gracias por pasarte por mi rincón viajero. Seguiré tentándote con más artículos de Jordania 😉

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Descubriendo Petra, la ciudad perdida de los nabateos

Emocionarte hasta cotas que aún no conocías, sentir el peso de la historia sobre tus hombros y bajo tus pies, maravillarte a cada paso, rendirte ante su magia y sus misterios. Poder decir he estado allí y recordar toda la vida que estuviste allí. Estas son solo...

leer más

Feynan Ecolodge. Reserva de la Biosfera de Dana. Jordania

Durante mi viaje a Jordania tuve el placer de alojarme en el Feynan Ecolodge, uno de los mejores hoteles ecológicos del mundo. Un lugar que se ilumina a la luz de las velas, sin apenas electricidad, sin cobertura alguna que te distraiga e impida que te centres en lo...

leer más

11 razones para viajar a Jordania: un país fascinante

Asombrada, completamente seducida y con ganas de volver. Así es como he regresado de Jordania, un país que siempre había deseado conocer y que ha superado con creces todas mis expectativas. ¿Quieres saber cómo surgió la fascinación que ahora siento por esta joya de...

leer más