Agosto: cerrado por vacaciones, abierto para mí

Agosto: cerrado por vacaciones, abierto para mí

Actualizado: 4 Aug 2016 | Publicado: 4 Aug 2016

Justo ahora, hace un año, me encontraba en una de las ciudades más seductoras que se han cruzado en mi camino hasta la fecha: la dulce y serena Kioto, la antigua capital imperial, aquella que custodia el alma del país del sol naciente. La cálida resaca emocional que dejó en mí aún sigue viva y recordar los días que pasé descubriendo la quintaesencia de la belleza nipona aún me roba una sonrisa.

Y lo hace a miles de kilómetros, en un pequeño pueblo de Teruel ubicado en la Comarca de Gúdar-Javalambre, la más meridional de Aragón. Tierra de apreciadas trufas negras, de jamón con Denominación de Origen que no necesita mayor presentación, de cielos libres de contaminación lumínica en los que casi es posible tocar las estrellas con las manos, de gentes nobles que saben apreciar y conservar la belleza natural de sus sierras.

El espectacular cielo de Gúdar-Javalambre Atardece en los campos de cereales de La Puebla de Valverde Lo hace en La Puebla de Valverde, un municipio que no llega a los 600 habitantes y que durante el verano duplica su población con la llegada de los veraneantes. Gentes que como yo no conciben un lugar mejor para perderse y encontrarse, descansar, y dibujar, día a día, uno de los viajes más especiales que puede hacer cualquier persona: el regreso a los orígenes. Gentes que, como yo, saben valorar lo que significa tener pueblo.

La Puebla de Valverde. Teruel Piedra, madera y forja. La Puebla de Valverde Aquí, en estas calles de aires serranos que me vieron crecer verano tras verano, que enmarcaron primeros amores y vivencias que me acompañarán hasta la vejez, es donde germinó la persona que soy hoy en día. Donde encuentro mi refugio y me reencuentro con mis raíces, donde disfruto del presente junto a los míos. Mayores que aún recuerdan los estragos de la Guerra Civil y en cuyos rostros la historia cobra vida; amigos de siempre, de verdad, de los que te preguntan ¿cómo estás? y se paran a escuchar con interés tu respuesta; sus hijos, que me permiten ejercer de tía postiza y malcriarlos cuanto puedo, y mis padres, a los que no veo tanto como quisiera aunque trato de salvar la distancia Madrid-Barcelona a la menor ocasión.

Un viaje deliciosamente slow, sin despertador, sin prisas ni calendario. Donde las tranquilas mañanas dan paso a tardes cuajadas de conversaciones eternas y risas bañadas con cervezas. Un viaje que anhelo revivir y recrear cada agosto porque me da todo lo que necesito, acercándome bastante a aquello que llamamos felicidad.

Portal de Teruel. La Puebla de Valverde Plaza Trucharte. La Puebla de Valverde Un viaje, pintado de lugares comunes, que se transforma en la más placentera de las escalas. Un merecido stopover que necesito tanto como respirar. Para cargar las baterías más importantes, aquellas que no necesitan enchufes, para pararme y desear volver a arrancar, para paladear los grandes momentos que me han regalado el invierno y la primavera. Ver una aurora boreal en la Laponia Noruega, regresar a Finlandia, descubrir el Territorio de la Sidra y la gran fiesta del txotx en Guipúzcoa, recorrer la provincia de Sevilla y la de Cuenca, regresar a casa para volver a enamorarme de mi añorada Costa Brava

Para volver a sentir el tacto de un libro en mis manos, para tropezar con nuevos destinos y tentaciones a través de mis blogs de cabecera, para seguir trasteando con mi Nikon, para volver a visionar mis joyas del cine en silencio, con la única banda sonora del tañido de las campanas. Para olvidarme de las analíticas y sus compinches, para desconectar lo que me permita mi profesión, para saborear el valor de esas pequeñas cosas que a la postre son las más grandes.

De aquí estas líneas que no tienen nada de despedida. Solo es un hasta pronto, un punto y seguido que seguirá hilvanando historias viajeras muy pronto. Porque, como bien sabes, no sé hacer otra cosa que viajar y contarlo. Seguirás aquí a mi vuelta, ¿verdad?

¡Feliz verano!

34 Comentarios

  1. Mar

    Sin duda Alícia tus palabras me evocan al verano que hoy dejo atrás con nostalgia…;)

    Responder
    • Alícia Bea

      Recuerda lo mejor, Mar. El sitio de nuestro recreo seguirá el año que viene 😉

      Responder
  2. Vero

    Preciosas palabras… para dejarnos a todos con la miel en los labios y desear seguir leyéndote! Jejejeje Así dan ganas de que nunca te tomes vacaciones, que nunca nos dejes de escribir… tus palabras rezuman la paz de tu pueblito y la serenidad de tu alma en ese volver a las raíces! Pásalo bien, disfruta que aquí estaremos a tu regreso… Deseando leerte! Besos!!

    Responder
    • Alícia Bea

      Mil gracias, Vero. Un besazo!

      Responder
  3. Elsa

    Qué grande Alicia… Describir y escribir con tanto amor por algo.. Disfrútalo. Fantástico… Mil gracias

    Responder
    • Alícia Bea

      Me alegra saber que te ha gustado, Elsa. Gracias por pasarte por mi rincón viajero

      Responder
  4. Ana

    Sííí, esa Puebla que nos engancha!! Ahora toca descansar y disfrutar del verano junto a los tuyos!! Te espero a la vuelta! Sé feliz

    Responder
    • Alícia Bea

      Mil gracias, Ana. Un abrazo 🙂

      Responder
  5. Joserra

    Magnífico artículo y a disfrutar de ese grandísimo pueblo y de su magnífica gente. Disfruta a tope de tus merecidas vacaciones.

    Responder
    • Alícia Bea

      Muchísimas gracias, Joserra. Quien tiene pueblo tiene un tesoro 😉

      Responder
  6. Luis

    Otro muy buen artículo, y que suerte veranear en un pequeño pueblo de Teruel.

    Responder
    • Alícia Bea

      Un lujo, Luis, un lujo. ¡Feliz verano!

      Responder
  7. Mónica

    Maravilloso artículo, seguiré a la vuelta y siempre.

    Responder
    • Alícia Bea

      Gracias, Mónica. Saber que estás siempre al otro lado me roba una sonrisa

      Responder
  8. Cristina (Ahora toca viajar)

    Estos veranos en el pueblo tienen un sabor muy muy especial. Disfruta, desconecta, aléjate de la rutina y vive la calma del pueblo. Nos cuentas en vivo dentro de poco 😉 Un abrazo muuuuy fuerte!

    Responder
    • Alícia Bea

      Es todo lo que pretendo hacer, Cristina. Estoy deseando ejercer de anfitriona. Un abrazo enorme y nos vemos en breve 🙂

      Responder
  9. Jose

    Nada más que un «forano» pueda añadir a lo que ya has dicho sobre un sitio y una gente que no conocía hace unos años y que ahora no podría ni querría suprimir de mi vida. Enhorabuena por plasmarlo en palabras

    Responder
    • Alícia Bea

      Gracias, Jose. Es el efecto «La Puebla»

      Responder
  10. Amparo Alegría

    Gracias por contar pequeñas y grandes sensaciones de este modo

    Responder
    • Alícia Bea

      Gracias a ti por pasarte por mi pequeño rincón viajero, Amparo 🙂

      Responder
  11. Avistu

    Feliz retiro espiritual y que encuentre usted el reflejo de su sonrisa en la de sus amigos 🙂

    Responder
    • Alícia Bea

      Muchas gracias. Descuide que así será 🙂

      Responder
  12. Victoria

    Mis mejores veranos los de la Puebla, esos ya no volverán pero como muy bien dices son nuestros orígenes, nuestra adolesciencia y ahora nuestra madurez. Los amigos verdaderos. ¡Cuánto hemos vivido juntas! Nos vemos prontito amiga!

    Responder
    • Alícia Bea

      Deseando que llegue ese momento, preciosa. Te echo de menos 🙂

      Responder
  13. Puri

    Como siempre leerte es un placer, y cómo no, las fotos preciosas… Disfruta de tu merecido descanso y hasta la vuelta!

    Responder
    • Alícia Bea

      Gracias, Puri. Descansar para volver a arrancar 😉

      Responder
  14. Alberto Novella

    Precioso relato. Estaré a la vuelta y siempre porque leerte es pura magia

    Responder
    • Alícia Bea

      Mil gracias, Alberto. Un saludo

      Responder
  15. Víctor Gómez

    Claro que seguiré a la vuelta, como siempre deseando leer tus aventuras viajeras 😀

    Responder
    • Alícia Bea

      Cuento con ello, querido «solucionador» 😉

      Responder
  16. Silvia

    Disfruta todo lo que puedas en ese lugar tan especial para ti. Y lo mejor, disfruta de los tuyos, que seguro que te echan de menos el resto del tiempo en el que te dedicas a seguir tu sueño, tu objetivo, viajar. Feliz verano!!

    Responder
    • Alícia Bea

      Gracias, Silvia. Desconectar de vez en cuando viene de perlas. ¡Feliz verano!

      Responder
  17. PEDRO

    Precioso artículo. Ahora sí que me has tocado el corazoncito. Gracias Alicia

    Responder
    • Alícia Bea

      Gracias a ti por leerme, Pedro. Un abrazo

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Hola! Soy Alícia, periodista freelance especializada en viajes. En esta web encontrarás todos los destinos que he visitado y todo lo que necesitas saber para organizar tu próxima aventura. Información práctica, guías, rutas, consejos, gastronomía, hoteles, descuentos… ¡Buen viaje!

PLANIFICA TUS VIAJES CONMIGO

ALOJAMIENTOS

ACTIVIDADES

CAMBIO DE MONEDA

TARJETA DE DATOS

VUELOS BARATOS

LO MÁS LEÍDO

34 Comentarios

  1. Mar

    Sin duda Alícia tus palabras me evocan al verano que hoy dejo atrás con nostalgia…;)

    Responder
    • Alícia Bea

      Recuerda lo mejor, Mar. El sitio de nuestro recreo seguirá el año que viene 😉

      Responder
  2. Vero

    Preciosas palabras… para dejarnos a todos con la miel en los labios y desear seguir leyéndote! Jejejeje Así dan ganas de que nunca te tomes vacaciones, que nunca nos dejes de escribir… tus palabras rezuman la paz de tu pueblito y la serenidad de tu alma en ese volver a las raíces! Pásalo bien, disfruta que aquí estaremos a tu regreso… Deseando leerte! Besos!!

    Responder
    • Alícia Bea

      Mil gracias, Vero. Un besazo!

      Responder
  3. Elsa

    Qué grande Alicia… Describir y escribir con tanto amor por algo.. Disfrútalo. Fantástico… Mil gracias

    Responder
    • Alícia Bea

      Me alegra saber que te ha gustado, Elsa. Gracias por pasarte por mi rincón viajero

      Responder
  4. Ana

    Sííí, esa Puebla que nos engancha!! Ahora toca descansar y disfrutar del verano junto a los tuyos!! Te espero a la vuelta! Sé feliz

    Responder
    • Alícia Bea

      Mil gracias, Ana. Un abrazo 🙂

      Responder
  5. Joserra

    Magnífico artículo y a disfrutar de ese grandísimo pueblo y de su magnífica gente. Disfruta a tope de tus merecidas vacaciones.

    Responder
    • Alícia Bea

      Muchísimas gracias, Joserra. Quien tiene pueblo tiene un tesoro 😉

      Responder
  6. Luis

    Otro muy buen artículo, y que suerte veranear en un pequeño pueblo de Teruel.

    Responder
    • Alícia Bea

      Un lujo, Luis, un lujo. ¡Feliz verano!

      Responder
  7. Mónica

    Maravilloso artículo, seguiré a la vuelta y siempre.

    Responder
    • Alícia Bea

      Gracias, Mónica. Saber que estás siempre al otro lado me roba una sonrisa

      Responder
  8. Cristina (Ahora toca viajar)

    Estos veranos en el pueblo tienen un sabor muy muy especial. Disfruta, desconecta, aléjate de la rutina y vive la calma del pueblo. Nos cuentas en vivo dentro de poco 😉 Un abrazo muuuuy fuerte!

    Responder
    • Alícia Bea

      Es todo lo que pretendo hacer, Cristina. Estoy deseando ejercer de anfitriona. Un abrazo enorme y nos vemos en breve 🙂

      Responder
  9. Jose

    Nada más que un «forano» pueda añadir a lo que ya has dicho sobre un sitio y una gente que no conocía hace unos años y que ahora no podría ni querría suprimir de mi vida. Enhorabuena por plasmarlo en palabras

    Responder
    • Alícia Bea

      Gracias, Jose. Es el efecto «La Puebla»

      Responder
  10. Amparo Alegría

    Gracias por contar pequeñas y grandes sensaciones de este modo

    Responder
    • Alícia Bea

      Gracias a ti por pasarte por mi pequeño rincón viajero, Amparo 🙂

      Responder
  11. Avistu

    Feliz retiro espiritual y que encuentre usted el reflejo de su sonrisa en la de sus amigos 🙂

    Responder
    • Alícia Bea

      Muchas gracias. Descuide que así será 🙂

      Responder
  12. Victoria

    Mis mejores veranos los de la Puebla, esos ya no volverán pero como muy bien dices son nuestros orígenes, nuestra adolesciencia y ahora nuestra madurez. Los amigos verdaderos. ¡Cuánto hemos vivido juntas! Nos vemos prontito amiga!

    Responder
    • Alícia Bea

      Deseando que llegue ese momento, preciosa. Te echo de menos 🙂

      Responder
  13. Puri

    Como siempre leerte es un placer, y cómo no, las fotos preciosas… Disfruta de tu merecido descanso y hasta la vuelta!

    Responder
    • Alícia Bea

      Gracias, Puri. Descansar para volver a arrancar 😉

      Responder
  14. Alberto Novella

    Precioso relato. Estaré a la vuelta y siempre porque leerte es pura magia

    Responder
    • Alícia Bea

      Mil gracias, Alberto. Un saludo

      Responder
  15. Víctor Gómez

    Claro que seguiré a la vuelta, como siempre deseando leer tus aventuras viajeras 😀

    Responder
    • Alícia Bea

      Cuento con ello, querido «solucionador» 😉

      Responder
  16. Silvia

    Disfruta todo lo que puedas en ese lugar tan especial para ti. Y lo mejor, disfruta de los tuyos, que seguro que te echan de menos el resto del tiempo en el que te dedicas a seguir tu sueño, tu objetivo, viajar. Feliz verano!!

    Responder
    • Alícia Bea

      Gracias, Silvia. Desconectar de vez en cuando viene de perlas. ¡Feliz verano!

      Responder
  17. PEDRO

    Precioso artículo. Ahora sí que me has tocado el corazoncito. Gracias Alicia

    Responder
    • Alícia Bea

      Gracias a ti por leerme, Pedro. Un abrazo

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ARTÍCULOS RELACIONADOS

2020, el año en el que cambió el mundo, mi mundo

Nos las prometíamos muy felices aquella nochevieja de 2019. Arrancaba un nuevo año, el 2020, con la mochila llena de buenos propósitos. Teníamos por delante doce meses por estrenar que, en mi caso, llegarían cargados de nuevos viajes y retos profesionales. ¿Por qué no...

leer más