Qué ver en Gdansk, la joya báltica de Polonia

Qué ver en Gdansk, la joya báltica de Polonia

Actualizado: 13 Nov 2022 | Publicado: 14 Jul 2022

Portuaria, renacida, fotogénica, tolerante y escandalosamente bella. Así es Gdansk, una ciudad polaca situada en la costa del Báltico que, sencillamente, enamora. Por su ambiente, por su personalidad y porque su centro histórico, reconstruido tras la Segunda Guerra Mundial, es un delicioso capricho que merece ser descubierto. Si quieres conocer sus armas de seducción, aquí tienes un resumen de todo lo que ver en Gdansk.

Ayuntamiento de Gdansk
Torre del antiguo Ayuntamiento de Gdansk

Qué ver en Gdansk: la niña bonita del norte de Polonia

El convulso y milenario pasado de Gdansk, que nació como una aldea de pescadores a orillas del Motława, es fruto de su ubicación en la desembocadura del mayor río polaco, el Vístula, que se funde aquí en las aguas del mar Báltico. Este capricho geográfico hizo de ella un importante centro comercial y cultural en los siglos XVI y XVII y la historia se encargó del resto. Alemania la convirtió en Danzig, fue el escenario que sufrió el inicio de la II Guerra Mundial, y en sus astilleros se gestó, a golpe de huelgas y protestas, el fin del régimen comunista al este del Telón de Acero.

Panoramica de la Ruta Real desde la Puerta Verde
Panorámica de la Ruta Real desde la Puerta Verde

Todo ello en el corazón de Europa, en una urbe que a día de hoy es la niña bonita de la Polonia del Báltico, una vibrante y cosmopolita ciudad que sabe cómo conquistar al viajero y que en verano luce su mejor estampa. Todas las claves para sacarle el mejor partido a la capital del voivodato de Pomerania -una de las 16 provincias que conforman la República de Polonia- a continuación.

La Ruta Real, un delicado viaje en el tiempo

La majestuosa Puerta Alta, la Torre de la Prisión y la Puerta Dorada nos dan la bienvenida al eje urbano más largo de la Edad Media europea y a una de las calles más hermosas que puedas imaginar: Dluga (la calle Larga) y su continuación Dlugi Targ (Mercado Largo).

Fachadas de colores de Gdansk
El color inunda cada rincón de la calle Dluga

Tómate tu tiempo, cual monarca polaco, para recorrer cada centímetro adoquinado de la también conocida como Ruta Real, un capricho visual que concatena las preciosas casas burguesas de los ricos mercaderes con edificios históricos y terrazas donde ver la vida pasar se convierte en un regalo.

Y sí, si el diseño y el color que lucen sus fachadas te recuerda a las ciudades de los Países Bajos, estás en lo cierto. La influencia del estilo holandés en la arquitectura de Gdansk se palpa en cada esquina.

Centro histórico de Gdansk
Callejeando por el centro histórico de Gdansk

Tras la sorpresa inicial de contemplar cómo se reconstruyó con tanta perfección tras la guerra, desfilarán ante ti imponentes monumentos que te obligarán a detener el paso. Te hablo del antiguo Ayuntamiento, cuya torre define el skyline de la ciudad al son que marca su carrillón, de la Fuente de Neptuno, donde el rey de los mares nos recuerda la cercanía del Báltico, o de la Casa de Artus donde antaño se reunía la flor y nata de la ciudad.

Fuente de Neptuno y Casa de Artus
El conjunto que forman la Fuente de Neptuno y la Casa de Artus es uno de los más bellos de Gdansk

Dejando atrás el Mercado Largo, una vez atravesada la Puerta Verde, aparece otro de los rincones que hacen de Gdansk una de las ciudades más bonitas de Polonia: el malecón del río Motlawa.

El malecón del río Motlawa

La imagen del centro histórico asomándose al Motlawa es otra de las sorpresas que encierra el corazón del antiguo puerto de Gdansk. El reflejo de su silueta en las aguas el río, las embarcaciones que lo surcan, los puentes, restaurantes y animadas terrazas… El Dlugie Pobrzeże (Paseo Largo) es un encantador y peatonal paseo que recrea aquellos días en los que aquí arribaban los barcos cargados de mercancías.

Dlugie Pobrzeze
Dlugie Pobrzeże

Testigo de ello es Brama Zuraw, una grúa de mediados del siglo XV, cuya estructura de madera recuerda a un molino sin aspas, que hoy alberga el Museo Marítimo Nacional. La marina, por su parte, se halla al otro lado, detrás de la isla de los Graneros (Wyspa Spichrzów).

No te imagines su silueta al atardecer y bajo la luna. Contémplala desde el Roof Top by Sassy, una terraza mirador perfecta para disfrutar de la ciudad a vista de pájaro con un cóctel en la mano. Buen ambiente y vistas de escándalo (Chmielna, 10).

Vista nocturna de Gdansk
Vista nocturna de Gdansk desde el Roof Top by Sassy

Calle Mariacka y Basílica de Santa María

Paseando a la vera del Motlawa encontrarás la Puerta Mariacka que da acceso a otra de las calles que sí o sí tienes que ver en Gdansk, la calle Mariacka. Un escaparate de tiendas de ámbar, coquetos cafés y casas que conservan sus porches de piedra y gárgolas originales. ¿Un entorno de cuento? Suena manido, pero así es.

Mariacka. Gdansk
Mariacka, una auténtica preciosidad

Justo al final de esta popular calle se alza la basílica de Santa María, una de las iglesias de ladrillo más grandes del mundo. Austera, gótica e impolutamente blanca, en su interior alberga numerosas obras de arte medieval y barroco entre las que destaca el reloj astronómico de Hans Düringer de Torun que en su día fue uno de los más modernos del mundo.      

Basilica de Santa Maria. Gdansk
Basílica de Santa María

Museo del Ámbar

La cuna de Günter Grass y Lech Walesa deslumbra como un collar de ámbar. Y es que esta resina fosilizada que tantos beneficios económicos le ha reportado desde hace siglos es un símbolo más de Gdansk. Basta visitar el Museo del Ámbar para comprobarlo y conocer por qué esta ciudad está considerada la capital mundial del ámbar.

Museo del Ambar. Que ver en Gdansk
Museo del Ámbar

Cómo se forma el llamado “oro del norte”, cómo se extrae en las playas del golfo de Gdansk, en el cordón de Vístula y en la península de Hel, su uso medicinal y cosmético, cómo se ha trabajado a lo largo de los siglos… Además de anillos, crucifijos y todo tipo de joyas, su vasta colección incluye piezas con inclusiones de plantas, insectos y pequeños vertebrados (Wielkie Młyny, 16).

Por cierto, muy cerca de aquí se encuentra uno de los rincones más instagrameables de Gdansk, Most Chlebowy. Un puente que no destacaría del resto que salvan el canal si no fuera por los incontables candados que cuelgan de sus barandillas y que enmarcan la preciosa silueta de la Casa del Gremio de Molineros que hoy alberga un restaurante. Decir bonito es quedarse corto, ¿no te parece?

Most Chlebowy. Gdansk
El Puente del Pan, el Puente del Amor… ¿cuántos de esos amores seguirán vivos?

Centro Europeo de Solidaridad, un qué ver en Gdansk con mayúsculas

Tras disfrutar del rostro más amable y hermoso de Gdansk, toca conocer porqué se la conoce como la ciudad de la libertad. Dos espacios expositivos se encargan de ello. El Museo de la Segunda Guerra Mundial y el Centro Europeo de Solidaridad. Este último, sin duda, merece estar en el pódium de lugares que ver en Gdansk ya que es un museo interactivo que narra de forma dinámica la historia reciente de Polonia y Europa poniendo el foco en el nacimiento del sindicato independiente Solidaridad en 1980 y en el efecto dominó que llevó a la caída del Muro de Berlín.

Centro Europeo de Solidaridad. Que ver en Gdansk
La lucha de los trabajadores, liderados por Lech Walesa, acabó con el régimen comunista

¿Un plus? Esta premiada institución cultural que promueve la libertad y la solidaridad está ubicada en un imponente edificio de acero que cuenta con una terraza con vistas a los astilleros, a la plaza de la Solidaridad y al casco antiguo de Gdansk. ¡Imprescindible!

Oliwa

Dejamos atrás el coqueto casco histórico de Gdansk para adentrarnos en el barrio de Oliwa. Situado en una de las colinas cubiertas de bosques que abrazan la ciudad, Oliwa es el patio de recreo de los locales y una gran alternativa a una jornada de sol y playa.

Palacio de los Abades en Oliwa
Palacio de los Abades

Aquí se encuentra un precioso pulmón verde en forma de parque histórico salpicado de estanques, cenadores y árboles centenarios, el Palacio de los Abades -que alberga una de las sedes del Museo Nacional- y el jardín botánico con su singular Casa de las Palmeras.

Catedral de Oliwa
Catedral de Oliwa

Justo al lado del parque, dos esbeltas torres llamarán tu atención. Son las que coronan la Catedral de Oliwa, erigida como abadía cisterciense en el siglo XIII y considerada la iglesia más larga de Polonia. ¿Su principal atractivo? Un monumental órgano formado por 5.100 tubos que llegan a medir casi 11 metros.

Organo de la Catedral de Oliwa, Gdansk
La Catedral de Oliwa acoge cada verano el Festival Internacional de Música de Órgano

Dónde alojarte y dónde comer en Gdansk

Si buscas alojamiento en Gdansk, mi recomendación es el Hotel Craft Beer Central Gdansk, un precioso edificio de 1900 situado a pocos metros de la estación de tren y a unos diez minutos del casco histórico. Acogedoras y amplias habitaciones, gusto por los detalles, atento staff y un completo y variado bufet de desayunos. No se puede pedir más.

Hotel Craft Beer Central Gdansk
Hotel Craft Beer Central Gdansk

Como ya comprobé en mi anterior viaje a la Polonia más navideña, la gastronomía es otro de los atractivos de un país que no deja de sorprenderme. En esta ocasión, tratándose de un enclave costero, priman los pescados, tanto los del Báltico como los del Vístula, las carnes de los bosques de Pomerania, y elaboraciones que nos hablan de las tradiciones culinarias de cuantos pueblos recalaron en Gdansk.

  • Restaurante Canis Sabrosa carta con productos de temporada, buena selección de vinos polacos y música en directo todas las noches. Esta es la atractiva fusión que nos propone Canis, un coqueto restaurante situado en pleno corazón de Gdansk (Ogarna, 27/28).
Restaurante Canis. Gdansk
Restaurante Canis
  • Restaurante & Bar PG4 Está ubicado en el mismo hotel en el que me alojé y ofrece platos clásicos con toques modernos y cervezas de producción propia. ¿Lo mejor? Siempre está animado.
  • Tu Można Marzyć → Restaurante familiar ubicado en el barrio de Oliva. A destacar: sus sopas frías, su repostería casera y su agradable terraza (Opata Jacka Rybińskiego, 25).
  • Café & Lounge Roof Top by Sassy → Cocina italiana y cócteles de autor. Y si esta propuesta no te encaja, en la planta baja del edificio tienes una amplia oferta de cocinas del mundo (Chmielna,10).

¿Cuántos días necesitas para ver Gdansk?

Teniendo en cuenta las dimensiones del centro histórico, que se recorre fácilmente a pie, algunos dirán que un día es suficiente. Yo discrepo porque más que a coleccionar imágenes de postal, que también, aquí se viene a disfrutar de una de las ciudades más cosmopolitas e interesantes de Polonia y eso lleva su tiempo. ¿Más razones para alargar tu estancia? Porque hay mucho que ver en Gdansk, porque sería imperdonable no ver cómo luce al caer el sol, y porque en sus alrededores te esperan la coqueta Sopot y la moderna y cultural Gdynia.

Fuente de Neptuno
Gdansk, preciosa de día y espectacular de noche

Qué ver en los alrededores de Gdansk: Trójmiasto (la Triciudad)

Gdansk y sus vecinas Sopot y Gdynia conforman un área metropolitana conocida como Trójmiasto (la Triciudad). Un destino turístico de primera, compacto y fácil de visitar, a orillas del Báltico perfecto para una escapada veraniega.

Gdynia. Polonia
¿Imaginabas así la costa báltica de Polonia? Para mí ha sido toda una sorpresa

Sopot

A escasos 20 minutos en tren desde Gdansk, la glamurosa Sopot se enorgullece de su estatus de ciudad de ocio vacacional. Algo que le viene de lejos porque ya en el siglo XIX sus balnearios captaron la atención de las grandes fortunas en este tramo del litoral polaco.

Hoy en día sigue siendo un lugar para ver y ser visto que cuenta con casi 5 km de playas, el muelle de madera (Molo) más largo de Europa que, a modo de paseo marítimo, se adentra 500 metros en las aguas del Báltico, y la peatonal avenida Héroes de Monte Cassino -más conocida como Monciak-, en la que se suceden decimonónicos cafés, restaurantes de postín y joyerías de diseño. Sin duda, la que tuvo, retuvo.

Sopot. Polonia
Sopot, un verano en clave polaca

¿Tres recomendaciones que te dejarán muy buen sabor de boca? Tomarte un helado con vistas a la bahía en el café Mamma Mia (Plac Zdrojowy, 2), probar los arenques del restaurante M15 (Mamuszki, 15) y rematar la jornada con una copa en el pub Błękitny Pudel (Monte Cassino, 44).

Gdynia

La última cita de la Triciudad es la moderna y joven Gdynia que, hasta hace bien poco, solo era un pueblecito de pescadores. Hoy en cambio es el puerto más importante de la costa báltica polaca y destaca por su potente oferta cultural. ¿Los must-see de Gdynia? El muelle y su playa de arena blanca, sus modernos edificios, la plaza Kościuszko, los muelles del puerto y, cómo no, las vistas que se divisan desde los acantilados de Orlowo con toda la bahía de Gdansk a vista de pájaro.

Litoral de Gdynia
Litoral de Gdynia

Castillo de Malbork, una cita con la historia

Si tu agenda te lo permite, no dudes en visitar el imponente Castillo de Malbork. Declarado Patrimonio de la Humanidad, es la fortaleza gótica de ladrillo más grande del mundo y, por tanto, otro de los grandes atractivos de la provincia de Pomerania y otro sitio que tienes que ver cerca de Gdansk.

Castillo de Malbork
Castillo de Malbork

Esta obra maestra de la arquitectura militar y civil bajomedieval, ubicada a orillas del río Nogat, te sorprenderá por su estado de conservación, por sus dimensiones y por la historia que encierran sus muros. Solo está a menos de una hora en tren desde Gdansk así que es la mejor excursión para cerrar este viaje por la Polonia del Báltico.

Las mejores excursiones y visitas guiadas en y desde Gdansk

Cómo llegar a Gdansk

En avión → En el aeropuerto de Gdansk Lech Walesa puedes tomar un tren de cercanías que llega al centro de la ciudad. La parada se llama Gdańsk Port Lotniczy y aquí tienes los horarios. Otra opción es tomar el autobús 210, un taxi -calcula unos 60 PLN- o un traslado privado que te puede llegar a costar la mitad.

Malecon del Motlawa
Malecón del Motlawa

En tren desde Varsovia → Si la capital polaca es tu punto de partida, la mejor opción por rapidez y comodidad es tomar un tren Intercity en la estación Warszawa Centralna hasta Gdańsk Główny. El trayecto dura 2h 30m y cuesta 169 PLN (35,29€). Aquí puedes consultar los horarios.

Ahora sí, ya tienes toda la información de qué ver en Gdansk y alrededores. ¿Nos vemos este verano en Polonia?

Seguro de viaje para viajar a Polonia

Antes de viajar a Polonia, no olvides contratar un buen seguro de viaje que cubra cualquier percance que puedas sufrir. Yo siempre viajo asegurada con Chapka y te recomiendo sus pólizas por sus amplias coberturas internacionales, y porque cuesta mucho menos de lo que imaginas. Además, si lo contratas a través de mi web, obtendrás un 7% de descuento usando el código OBJETIVOVIAJAR. Informado quedas. Contrata aquí tu seguro de viajes y disfruta de una aventura asegurada.

Mapa de Gdansk

* Código ético: este artículo ha sido posible gracias a Turismo de Polonia y contiene enlaces de afiliados de Booking, Civitatis y Chapka. Eso significa que, si compras algún producto a través de mi web, recibiré una pequeña comisión que, en ningún caso, incrementará su precio y que me ayuda a seguir ofreciéndote contenidos de calidad y opiniones 100% independientes.

4 Comentarios

  1. Paco Piniella

    La última vez que estuve en Gdansk conocí a Lech Walesa y visité el edificio-museo de Solidaridad.

    Responder
    • Alícia Bea

      La visita a ese museo es imprescindible para conocer el contexto histórico de Gdansk

      Responder
  2. Victoriq

    Gracias nuevamente por ofrecernos una guía de viaje tan completa. Me apunto este destino y como no seguiré tus indicaciones.

    Responder
    • Alícia Bea

      Gracias a ti por seguir mis pasos por el mundo, Victoria. Un abrazo

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Hola! Soy Alícia, periodista freelance especializada en viajes. En esta web encontrarás todos los destinos que he visitado y todo lo que necesitas saber para organizar tu próxima aventura. Información práctica, guías, rutas, consejos, gastronomía, hoteles, descuentos… ¡Buen viaje!

PLANIFICA TUS VIAJES CONMIGO

ALOJAMIENTOS

ACTIVIDADES

CAMBIO DE MONEDA

TARJETA DE DATOS

VUELOS BARATOS

LO MÁS LEÍDO

4 Comentarios

  1. Paco Piniella

    La última vez que estuve en Gdansk conocí a Lech Walesa y visité el edificio-museo de Solidaridad.

    Responder
    • Alícia Bea

      La visita a ese museo es imprescindible para conocer el contexto histórico de Gdansk

      Responder
  2. Victoriq

    Gracias nuevamente por ofrecernos una guía de viaje tan completa. Me apunto este destino y como no seguiré tus indicaciones.

    Responder
    • Alícia Bea

      Gracias a ti por seguir mis pasos por el mundo, Victoria. Un abrazo

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Praga en Navidad: mercadillos y planes imprescindibles

¿Tienes pensado viajar a Praga en Navidad? Has llegado al sitio correcto porque, tras visitarla en varias ocasiones, tengo toda la información que necesitas para planificar tu escapada a una de las ciudades más bellas de Europa que luce aún más hermosa durante el...

leer más

Qué ver en Podkarpacie: una ruta por el sudeste de Polonia

¿Sabías que Podkarpacie es una de las regiones más verdes y bonitas de Polonia? Paisajes protegidos, castillos, iglesias de madera, coquetas ciudades, historias de lujo y de supervivencia… Anímate a descubrir este voivodato, situado al pie de los Cárpatos y alejado...

leer más